Buscar
  • Elias Beirouti

REFLEXIÓN

Acá me estoy refiriendo a esos casos donde tenemos un problema tan pequeño, pero donde muchas veces nos ahogamos como dicen, en un vaso de agua y terminamos tomando decisiones que no solo nos afectan a nosotros, sino a las personas que más amamos.


El ego y el orgullo es uno de los factores de división más grande que puedan existir. Cuando solo piensas en ti, no te importa los sentimientos o la vida de los demás, simplemente quieres satisfacerte a ti mismo.


Es por eso que en las discusiones o malentendidos siempre se quiere “TENER LA RAZÓN” y sin medir las palabras o acciones terminamos hiriendo a quienes nos rodean. La próxima vez que vayas a tomar una decisión por emoción, asegúrate de dejar tu ego a un lado: ¿Esto será lo mejor para mi familia, amigos?


No dejes que la amargura nuble tu juicio y te lleve a tomar decisiones equivocadas. Nuestro enemigo esta afuera, no dentro. Y él sabe que la única manera de vencer es dividiéndonos, si permanecemos unidos, el maligno nunca podrá ver la luz del día.


¡Pa’ lante!


20 vistas1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

REFLEXIÓN

No te hagas pedazos por mantener a los demás completos. Vas a terminar decepcionado si piensas que harán por ti, lo mismo que tú haces por ellos... Porque no todos tienen el mismo corazón que tú. EBK